MAGRITTE. UN TRIBUTO “ARTROFICO” DESDE COLOMBIA

TODO EMPEZÓ CON UNA IMAGEN DE MAGRITTE

Todo empezó en un sueño… Un sueño profundo… discontinuo… fragmentado.   Uno de esos días dominados por la incertidumbre de la vigilia.  Cada ventana, cada puerta, cada marco, era una invitación a otra dimensión…  Y es que la realidad es tan relativa…. El tiempo es tan denso y liviano…

cinemandante Magritte
Tota – Boyacá, Juntas -Tolima y Aracataca – Magdalena

Así empezó esta aventura: buscando entre los recuerdos censurados, recorriendo el momento en que el camino se desvió, escudriñando entre el rechazo de algunos momentos del pasado, y revolviendo entre ese contenido manifiesto para llegar al contenido latente… y es cuando aparecen ellos… esos amantes con el rostro cubierto, pero que no dejan que el anonimato detenga su beso… Algo los incomoda por un segundo… soy yo, mueven su cabeza hacia el lado izquierdo con una sincronización hipnótica, y veo como vuela esa paloma de nubes, corro tras ella y me desprendo de mi realidad, siento el crujir de la separación, y abro mi ser… me desprendo de mi cuerpo… siento como me desdoblo para ver dentro.

     

Empiezo el viaje, extasiado por las formas, y me doy cuenta de lo surreal de nuestro camino.  Me trasportó a las montañas en un abrir y cerrar de ojos, miro mis pies, y veo una casa abajo… pequeña, roja… decido deslizarme hasta ella, mientras un ladrido me guía.  Me acerco y la descubro en medio de la niebla y el frío del páramo, para empezar a sentir como se precipitan… ellas, con sombrero, con botas y elegancia, agazapadas …

cinemandante Magritte
Tota – Boyacá

me acerco aún más, y conozco su vida, veo como tienden la ropa mientras se abre otra puerta… una escalera de Penrose se manifiesta, ¿sube? ¿baja? No sé… no importa igual, yo puedo volar, así que la atravieso. Bajo mi cabeza para entrar… nuevamente el cielo… estoy en una isla, desde acá se ve completa, hasta el último rincón, aunque el viento sea ensordecedor y me mueva como una cometa atada a la casa de la montaña…  siento como me atraen, un pequeño jalón a mi pie izquierdo llama mi atención…

cinemandante Magritte
Juntas – Tolima e Isla Fuerte – Bolivar

es el momento de volver, llegar a la casa del páramo… pero quiero verla, realmente me inquieta volar sin ella… me dejo recoger, adiós isla, adiós cielo…  Recorrer realidades es agotador, dos… tres… cuatro… cinco dimensiones… ¿Dónde estabas?… ¿sueñas?… ¿Puedo pasar?  ¿puedo descubrir en tu sueño si existo?… quiero recorrer tu inconsciente, tus miedos, tus recuerdos, tus fantasmas…

cinemandante magritte
Bogotá – Cundinamarca, Palomino – Guajira, Cucuta Norte de Santander,  Melgar – Tolima,  Barichara – Santander, Cali – Cauca y Montañita – Ecuador.

déjame descubrirte, adueñarme, construirte… pintarte, que el lienzo se derrita, para verte en el centro, ahí estas, bella, joven, impetuosa…

cinemandante Magritte
San Andrés Islas, La Dorada – Caldas, Bogotá – Cundinamarca y Barichara – Santander

El viaje nunca termina… las imágenes instantáneas y manifiestas tienen algo oculto, algo latente, y con nuestra Artrofia Colombia estamos deambulando entre dimensiones surreales, inquietantes que permiten que salgan a flote una visión propia de nuestra experiencia viajera.

cinemandante Maggrite
Juntas – Tolima, Laguna de Tota – Boyacá

Gracias a Rene Magritte por su influencia, sin querer pretender más que homenajear a un gran surrealista, estas fotografías han sido inspiradas en su obra.

Germán Marín (37 Posts)

Soy realizador de cine y tv, co-fundador de Cinemandante, viajero aficionado y amante del cine colombiano. ¡Sígueme en las redes sociales, viajemos y veamos cine juntos"