¿CÓMO ES LA VIDA EN LA BAHÍA DE TAGANGA?

GUÍA PARA DISFRUTAR DE LA BAHÍA SIN PREJUICIOS

Antes de comenzar a contarles como es la vida en Taganga, quiero decirles que jamás pensamos estar más de unos 5 o 10 días en esta bahía. Puesto que, aterrorizados por los comentarios de la misma, siempre dijimos, -Tenemos que conocerla. Vamos, estamos unos días y listo. Además, no es nuestro “ambiente”-.

¿Ambiente? pero ¿Qué era lo que había en esta bahía que no era de nuestro ambiente?

A Taganga lo cubre una nube de noticias y comentarios que se reducen en, “Allí solo hay droga” y es “muy peligroso”. Pero en verdad, Taganga es tan pluricultural, que aquí el ambiente es el que quiera vivir cada viajero.

Así que lo primero y único que le desmentiré, es que es una bahía peligrosa, lo demás lo deducirá usted a leer nuestro relato sobre cómo es la vida en Taganga.

ASÍ HA SIDO NUESTRA VIDA EN LA BAHÍA DE TAGANGA

Cinemandante en la bahía de Taganga

Han sido más de 90 días, de estos 730 días en carretera, viviendo en Taganga, suficiente para adentrarnos en su ritmo, en su economía y en su cultura.

Cinemandante en la bahía de TagangaFuimos, aunque suene increíble, administradores de paso de Casa Buho, un hostel en la parte alta de Taganga. Donde inmersos en el ritmo que dicta administrar y atender un hostal, nos levantamos todos los días con el rayo del sol, nuestra habitación es un pequeño pero acogedor altillo con vista directa al mar.

Nuestros vecinos, son también administradores de hostales, así que por nuestra calle, bastante empinada, se ven a diario desfilar extranjeros y colombianos en busca de un hogar de paso para disfrutar de la bahía.

El mayor contacto que tenemos con nuestros vecinos, son los sábados cada 15 días, en la falda de la montaña donde llega el agua, y a la cual debemos acudir para llenar al máximo y respectivamente los tanques de nuestros hostales. Muchos de ellos son paisas trabajadores, que llegaron a la bahía en busca de “camello” como dicen ellos. Otros son nativos tagangeros, que trabajan en las propiedades que personas del interior o extranjeros compraron hace años.

En la montaña de Taganga la vida es tranquila, como de Isla, cada uno desde su hogar disfruta de la Bahía; algunos se acuestan en hamacas a leer, otros prenden un cigarrillo de marihuana para relajarse desde temprano, otros “camellan” durísimo para construir más hostales y otros como nosotros nos sentamos para trabajar en nuestros computadores, mientras muchos de nuestros huéspedes se alistan para disfrutar de la playa o para comenzar su curso de buceo.

Es desde aquí, desde lo alto de la montaña, desde donde más disfrutamos de Taganga, desde aquí podemos ver su grandeza, su belleza natural mezclada con la bohemia que se respira a la orilla del mar.

Cinemandante en la bahía de Taganga

Algunas veces a la semana, bajamos a la playa para quitarnos el calor que nos sofoca algunos días y cuando queremos disfrutar del mar y caretear, vamos a Sisiguaca; una playa aledaña, donde se puede compartir de la faena de pesca y donde el único restaurante es el de doña Mary, una taganguera, firme y trabajadora que atiende con sus hijos y nietos el lugar. Hasta aquí no llegan muchos turistas, casi todos se estacionan en Playa grande, la más grande de sus playa, y la más concurrida por Colombianos, allí el turista encuentra deportes acuáticos y una más amplia gama de restaurantes con elevadísimos precios.

Cinemandante en la bahía de Taganga

A Sisiguaca y playa grande se puede llegar por barca o caminando, nosotros le recomendamos disfrutar de la caminata y ver desde otro punto alto, la bahía de Taganga. Pero si desea llegar a ellas por barco, el valor es de 5.000 ida y vuelta hasta Playa grande y de 10.000 hasta Sisiguaca.

A las 5 pm de la tarde al fondo de la bahía, llegan los pescadores a vender lo recolectado en el día, allí nos dirigimos para comprar deliciosos bonitos, koguinoas, sierras o lebranches, lo que el antojo demande. Cuando no queremos cocinar, Taganga nos muestra su amplia gama de restaurantes, que van desde comida típica de mar, hasta deliciosas pizzas, pastas, comida mexicana, exóticos platos de langosta, comida casera etc.  La variedad es tan amplia como su precio.

Nosotros les recomendamos, de almuerzo casero el restaurante de la mona, o los desayunos internacionales de la carpa azul y la pizza de la casita del mar sobre la playa.

Cinemandante en la bahía de Taganga

Pero si quizá, lo que usted busca es un lugar donde compartir con amigos mientras cena algo delicioso, nosotros le recomendamos, sin que suena a cuña, ir a Casa búho y participar de la costumbre de la casa. Entre los huéspedes se reúne para comprar los ingredientes y preparar un delicioso “salpicón”, un plato típico de la costa colombiana que se acompaña con crocantes patacones.

En el comedor de Casa buho con vista directa al mar, sentados con colombianos, holandeses, franceses, alemanes, chilenos, coreanos o de donde usted se le ocurra, hemos compartido innumerables noches llenas de mucho sabor y buena compañía.

Hay un lugar en Taganga donde preparan los mejores rollitos de canela que he probado, allí vamos cada tarde cuando el antojo nos gana. Café Bonsai es un lugar bellísimo para pasar la tarde, y en donde hemos planeado grandes rutas por el Caribe.

Cuando comienza a caer la noche, artesanos, viajeros y turistas se reúnen en la playa frente a los bares para compartir, beber unas cervezas y deleitarse con la caiga del sol que puede ser diferente todos los días y si de pronto usted tiene espíritu cinemandante le gustará saber que todos los jueves en la casa patrimonio de la Bahía se proyecta cine sobre una pared que recrea la pantalla de un cine.

Cinemandante en la bahía de Taganga

Pero para dejarlo mucho más antojado de vivir un tiempo en Taganga, le contamos que los pescadores de la bahía pueden llevarlo a disfrutar de una faena de pesca. El plan inicia muy temprano y usted tendrá que llevar algunos víveres para preparar el almuerzo, lo llevarán una barca hasta la playa donde al grupo le corresponde pescar, si tiene suerte quizás lo lleven a isla aguja, allí sabrá como juegan domino los tagangueros y como la paciencia y la fuerza son las principales características de este trabajo a la orilla del mar.

Cinemandante en la bahía de Taganga Ahora, luego de mostrarles los diferentes panoramas que Taganga nos presentó, le preguntamos ¿Cree que la bahía se resume en drogas y alcohol? Visite Taganga y descubra que tras su manto de comentarios hay un sin número de lugares, personas y ocasiones que lo dejarán encantado.

  • GALERÍA 

Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga Cinemandante en la bahía de Taganga

 

 

 

 

 

Jessica Cruz (31 Posts)

Soy realizadora de cine y tv, co-fundadora de Cinemandante, arriesgada, apasionada y aventurera. Nos vemos en las redes sociales o nos encontramos por el camino. ¡Buena mar!