EL TOLIMA NOS HA INVITADO A SENTIR A TRAVÉS DE LAS ARTES.

Un relato de viaje, sobre una ciudad que nos mostró su lado cultural. Nuestros días viviendo a las orillas del mar caribe fueron esplendidos. Las noches se vestían de un negro intenso mientras nuestros cuerpos se fundían en uno solo, aquel cuartito sencillo fue testigo de interminables noches de sudor. Los días se vestían de un elegante azul, mientras tomados de …